-->

BLACK MIRROR 1X01




No es tan extraño ver a un padre dando de comer a un bebé mientras le enseña el móvil con algunos dibujos animados haciendo sonidos increíbles y colores maravillosos. Incluso ya se ven pequeños de menos de un año que sostienen el celular mientras el adulto le introduce la cuchara en la boca que es abierta de forma automática mientras sigue hipnotizado con la pantalla. Qué tendencia tenemos a quedarnos enganchados a una pequeña pantalla en el siglo XXI. La cercanía y proximidad ya es táctil e interactiva no es como en el pasado, cuando se daba de comer a los niños mientras se veían los dibujos animados.Ya no le hacen el avioncito a los niños, no hace falta ¿Vas a comparar a Pokemon con la tontería del avión,? !Por favor...! 

Estos niños también ven que sus padres para cualquier cosa interactúan con el móvil - ¿Quién no va a tener curiosidad? Cuántas cosas salen de ahí, cuantas emociones despierta,  con qué montón de personas se puede interactuar a través de skype...-  de forma participativa además…, en comparación con la actitud pasiva que conformaba sentarse a ver la TV. Desde el mundo del bebé se observa al papá “jugando” con el móvil y se aprende lo imprescindible que puede llegar a ser. Quizá la nueva generación no pueda imaginar a un individuo sin su correspondiente aparato digital, el concepto de soledad está cambiando. Creo que estamos en un punto de no retorno. Si sumamos este uso del móvil a una sociedad cada vez más hedonista y más individualista tenemos todas las papeletas para que se instaure el  hábito de usar el móvil como una forma de “Ser”. El niño aun no lo sabe, sólo lo puede intuir, pero esta maquinita tiene oportunidades ilimitadas e infinitas.

El último informe sobre el estado de la infancia de UNICEF en2017 titulado “Niños en un mundo digital”, se centra mucho en las ventajas y beneficios que supone para los niñ@s el acceso a internet, tanto para las relaciones personales como para poder luchar   contra la marginación y la pobreza. Tan sólo advierte sobre algunos inconvenientes: de la obvia necesidad  de enseñar  a protegerse de los peligros de internet y de la “cultura dormitorio”;los teléfonos inteligentes están alimentando una “cultura del dormitorio” y para muchos niños el acceso en línea es cada vez más personal, tiene un carácter más privado y están menos supervisados.

Esta urgencia que tenemos todos por tener conexión a Internet se puede ver en consulta cuando algún padre le quita el móvil al niño, o deja de transmitirle datos para que navegue...La rabieta va acompañada de mayor frustración cuando al minuto el padre o la madre está usando el móvil para mostrarme un informe del colegio en pdf , o está apuntando en su calendario su próxima cita conmigo. A veces uno se pregunta si esta carencia que siente la niña o el niño cuando le falta el universo virtual y esa gratificación inmediata  que obtiene cuando se hace presente el aparato digital está configurando el carácter de esa persona,  de la misma manera que lo haría la relación (presencia/ausencia) con el progenitor.  No hay que olvidar que es un cerebro en desarrollo dentro de un niño que está empezando a individualizarse y que el ritmo entre la presencia y/o ausencia de papa o mamá va a ser de suma importancia; pues así de importante considero que va a ser el ritmo ausencia/presencia de  la gratificación sensorial e intrapsiquica que aporta el mundo digital. El niño pasa de la placenta, estar en brazos, andar a gatas, caminar y tiene que aprender a estar separado de papa y mamá…y ahora también de su mundo digital si se lo impiden en la escuela. El niñ@ ha de aprender a andar por su propio pie tanto en el mundo real como en el mundo virtual. Difícil tarea para los padres ignorantes del recién empezado siglo XXI.
Independientemente del siglo en el que estemos, todos sabemos que el ser humano no puede crecer ni desarrollarse sin "cobertura" de un adulto homo sapiens sapiens. Los padres van marcando un mapa sensorial-afectivo en el cuerpo del infante. Cada caricia se  registra y va configurando un mapa de placer que será determinante a la hora de experimentar la sensualidad el niño cuando llegue a adulto. Así de sensibles somos los humanos. Y es altamente probable que la interacción digital a edades muy tempranas esté configurando un mapa sensorial, lleno de color, sonidos, vibraciones, politonos y juegos que también va a determinar la forma de experimentar el placer por parte del individuo adulto. Nuevas áreas del cerebro sobreestimulándose que nunca antes lo habían hecho en la evolución de la especie. Quizá los bebes con más agudeza visual estén generando una nueva habilidad para manejarse mejor que sus compañeros en las pantallas inteligentes en el futuro. Este podría ser un ejemplo de cómo se pueden generar nuevas capacidades debido a este entrenamiento temprano. Incluso cabe la posibilidad de nuevas capacidades cognitivas desconocidas hasta ahora…
En esta nueva generación tan acostumbrada a la multitarea, lo conocido, lo seguro, “lo familiar” va a ser estar en modo multitarea constantemente. Cuando se enseña a meditar o mindfulness a los niños muchos te dicen que se les pasa un montón de escenas de la Tablet o el móvil por la cabeza. Un chaval de 11 años en una ocasión me dijo que era como tener su video juego favorito dentro de la cabeza,  durante las 24 horas, cada vez que cerraba los ojos. Al final tuvimos que inhalar y exhalar mientras su cerebro le devolvía las imágenes vividas en estado de hiper alerta con su maquinita.


 Son nuevos retos para las técnicas de Buda que se iniciaron en la India hace unos 4000 años. Fantástico este mundo de contrastes en el que me ha tocado lidiar. Una nueva realidad se está configurando. Y estamos hablando de los más pequeños….¡Ay de mi tía Manuela!…, Lo necesitada que está de los “me gusta”  cada vez que sube una foto de su último cuadro de punto de cruz de temas religiosos en su grupo de Facebook


CONTINUARÁ.....


Leer más...

BLACK MIRROR 1x00 Pilot



Esta mañana me desperté con una cara terrible de sueño, tan desfigurado estaba que el sistema de bloqueo facial de mi móvil no me reconocía. “No se detecta ningún rostro, utilice el sensor táctil”. La verdad es que entendí el por qué cuando me miré al espejo, no había dormido bien y tenía más ojeras que el indio del Badulake de Los Simpsons.
Llevamos dos días sin calefacción  en el bloque y el frío por la noche es importante en Granada. Anoche me metí en la cama con guantes y dormí con mi gato en las piernas y una bolsa de agua caliente en la espalda. Por eso esta mañana me ha sentado fatal que el móvil no reconociera mi cara, porque tenía que sacar el brazo del edredón, quitarme los guantes…todo lo contrario a lo que esperaba. Yo quería  mirar la hora a la que tenía que ir al médico por si podría quedarme un rato más en la cama. Pensaba activar el móvil con el rostro y preguntarle con mi voz al “ok google” a qué hora tengo el médico hoy. Pero no, al sacar el brazo y quitarme los guantes ya me despabilé después de comprobar –para colmo- que me podía haber quedado media hora más en la cama.
 Qué importantes se han convertido los aparatos digitales para nosotros, casi tanto como las personas. Porque lo que ha ocurrido esta mañana implica una relación dinámica entre mi móvil y yo en la que yo he acabado doblemente frustrado. Las máquinas nos cambian las conductas,  nos van creando patrones de comportamiento, nos transmiten emociones, nos ayudan y en ocasiones nos calman entre otras muchas cosas. Pero de lo que no cabe duda es que cada vez son más significativas. 
Estaba desayunando con compañeros de trabajo y una residente de psiquiatría le preguntó a un pediatra ¿A qué edad es conveniente dar el móvil a los niños? Y contestó: ¿A qué edad considero que hay que dárselo yo o  a qué edad se los proporcionan los padres? Porque los padres de mis pacientes se los dan desde el nacimiento –exageró-; yo  a mis hijos  se los dejé a los 9 años o así.  Precisó en su respuesta.
No acababa de terminar de hablar el pediatra cuando mi padre me manda un  mensaje de texto por whatssap – tan sólo hace dos años era un abanderado contra esta aplicación-  en el que me explicaba que se está acostumbrando a manejar el móvil con la mano izquierda porque se ha dado cuenta que si ejercita los dedos tecleando le duele menos a la larga por motivo de la artrosis. Mi padre es ambidiestro, puede hacer casi todo con las dos manos aunque tienen sus preferencias.  En el cerebro adulto los nuevos hábitos van creando conexiones diferentes en las sinapsis neuronales, pero… ¿Qué ocurre en el cerebro de un niño, un cerebro que está en pleno desarrollo cuando recibe esta gratificante estimulación desde el principio? ¿Cómo manejarán las futuras generaciones el poder estar solo, el esperar, el vacío, la ansiedad…?

CONITNUARÁ

Leer más...

LA AMABILIDAD DURANTE LA MEDITACION



            En noviembre estuve en un Congreso internacional de psicología en Santiago de Compostela. Se celebraba en un gran convento en la misma plaza de Obradoiro. En este edificio también dormíamos los congresistas.  En todas las plantas del monasterio había habitaciones y salas de conferencia. Abrías la puerta de tu habitación y andabas 20 metros y te podías meter en una sala plenaria o una conferencia magistral. Nunca me había sentido tan inmerso en un ambiente profesional. Estaba bien la experiencia pero cuando me puse a meditar no podía desconectar. No podía dejar de estar pendiente del ruido del carrito del servicio de habitaciones y de pensamientos sobre la conferencia que estaban dando justo al lado de mi habitación. Y me descubrí regañándome a mi mismo. Tenía una actitud de castigo, de la que no me había dado cuenta, por no estar pendiente de la respiración. En lugar de aceptar los pensamientos y los ruidos me regañaba por estar pendientes de ellos.
        Es tan importante que estemos de buen rollo cariñoso con nosotros mismos…todo el día a ser posible y sobretodo durante la meditación.  Se ve que por muchos años que lleve uno practicando no se apaga al dictador interior que pide que las cosas sean diferentes a como son; en mi caso, siempre más perfectas, siempre mejor hechas y por consiguiente desvalorización de lo que estoy haciendo.
Por eso escribo sobre el tema, para que pueda ayudar a que estemos lo más amable posible con nosotros mismos, ni los más expertos meditadores están libres de ese grillo interior que nos está juzgando.
     Por eso es tan importante, inhalar y aceptar y exhalar y disolver, una y otra vez. Todas las experiencias que ocurran durante la meditación deben ser bienvenidas y ¿Por qué no? Sonríe. No hay nada mejor que hacer durante este espacio que has decidido dedicar a tu experiencia de mindfulness. Aceptar con amabilidad.

     Puedes ofrecerte amabilidad y consuelo para recuperarte y volver a ponerte de pie. En el ámbito de la meditación, esto se hace con lo que se llama autocompasión y es el componente esencial para la resiliencia emocional. La resiliencia es la capacidad que tenemos de superar traumas y salir fortalecidos de ellos. Esto incluye la capacidad de calmarnos, reconocer nuestros errores, aprender de ellos y motivarnos a tener éxito
Leer más...

Más meditaciones guiadas mindfulness.


Para aquellos que os interesa la meditación y queréis conseguir nuevo material. Os dejo estos 4 sitios. Os recomiendo que lo descarguéis al móvil o pc. Así las tendréis siempre disponibles.



Mindfulness en Palabras, varios autores


Gonzalo Brito


Dr García Campayo. Universidad Zaragoza


Terapia de aceptación y compromiso. Argentina
Leer más...
Pulsa para recomendarnos