-->

El alivio de la soledad


Uno de los principales problemas para los que solicitamos ayuda suele ser para afrontar la soledad. Se ha descrito mucho sobre darle la vuelta a la tortilla y ver la enfermedad como el camino a la curación, y es justo dentro de esa línea donde enmarco esta propuesta. El cambiar los temidos estados de soledad en oportunidad para calmar la mente y para crecer a través de la meditación.

Las investigaciones están demostrando como la meditación mejora los sentimientos de soledad. El Dr Creswell de la Universidad de California ha demostrado como mejora el sentimiento de soledad en adultos mayores. Leer referencia


Lo primero que tiene que hacer uno es reconocer que se pasa mal en soledad y que la forma en que maneja estos estados le hace sufrir. Sentarse, reflexionar y comprometerse con uno  mismo en manejar estos estados de forma diferente.

Para cada persona quedarse sola significa algo diferente. Hay personas que no se consideran queridas si están solas, o que no valen, o que los demás lo pasan muy bien y uno está excluido en su mundo. Otras personas asocian la soledad con un vacío personal que creen que no pueden asimilar o incluso en que no  pueden estar sin hacer nada productivo. También que uno se va  poner enfermo y no va a recibir ayuda...en fin cada persona un mundo.

Tenemos que tener en cuenta que cada uno tiene una tendencia y esa tendencia o hábito está muy marcada en nuestra mente debido a tantas veces como se ha repetido . Intentar ver la soledad como una oportunidad para cambiar esta tendencia de hábito es lo que te propongo.

Intenta realizar una meditación, una con la que te encuentres motivado, cada vez que sientas la soledad. Intenta reprimir el escaparte de esa sensación: no te metas en redes sociales, no te pongas la TV.... Simplemente acepta ese estado (posiblemente de urgencia), dale la bienvenida y de acuerdo con tu compromiso ponte a hacer una meditación para luego ver qué pasa.

Puede ser interesante que lleves un registro de las situaciones de soledad, cómo te has sentido y el nivel de intensidad de malestar de 0 a 100. Apunta cada día, y el nivel de malestar antes y después Así podrás ser tu propio científico y comprobar si realmente te está beneficiando. Con la práctica continuada seguro que mejorará el malestar.

Para algunas personas sentir la soledad puede incluso llegar a ser un estado de bienestar.


2 comentarios:

Pulsa para recomendarnos